Troitiño, más cerca de prisión