Urizar (EA) acusa a Interior de buscar rédito mediático con cada movimiento