Vecinos anónimos distribuyeron y escondieron las urnas