La gran mayoría de capitales de provincia, pendientes de los pactos para conocer a su alcalde