La consecuencia del vandalismo y los saqueos en Barcelona: los daños ocasionados superan el millón de euros