Algunos disidentes cubanos, reacios a aceptar el estatus de inmigrantes en España