1.500 españoles formarán en el Sáhara una cadena humana contra el muro marroquí