El etarra al que alojó Aspiazu no pertenecía a la banda en aquel momento