El embrollo de las escuchas del ministro y la llamada 'operación Cataluña'