Un investigador del caso 'Faisán' intentó borrar la grabación del chivatazo a ETA