Jaén hace "una llamada de auxilio" para poder mejorar las pésimas condiciones de los temporeros