Un alto mando militar iraní advierte de que tienen una dura respuesta frente a cualquier agresión