Muere Javier Guerrero a los 63 años, el principal imputado del caso de los ERE