El multitudinario homenaje a Alfonsín, una llamada de atención al Gobierno y a los políticos