Cinco norcoreanos murieron tiroteados en diciembre en la frontera china