Bernidorm se prepara para la avalancha de turistas con importantes restricciones en el aforo de sus playas