La mayoría de partidos creen que el rey Juan Carlos debería haber asistido al acto en el Congreso