El polen no da tregua a los alérgicos: estas son las zonas más afectadas