El presidente de Fiyi deroga la Constitución y asume todos los poderes