El presidente argelino anuncia una revisión de la Constitución y de la ley electoral