Siguen las incógnitas sobre la aprobación de los presupuestos