La última protesta de Arran: martillazos contra juzgados en Cataluña