Sánchez insiste desde Nueva York en que acabará la legislatura