Los supervivientes del naufragio lograron salvarse aferrados ocho horas a los restos del barco