La fajana vista por el vuelo rasante de un dron: A 500 metros la temperatura del agua ha aumentado 7 grados