Más de 2.000 personas trabajarán en Madrid para garantizar la seguridad