La apertura de playas y piscinas marcarán el final de la desescalada a partir de junio