La mascarilla, obligatoria desde hoy, cuesta a las familias 115 euros al mes