Madrid retrasa las PCR a miles de profesores a los que había convocado in extremis: "Menuda vergüenza"