Las mascarillas de rejilla quitamultas causan furor, pero hay serias dudas de su protección contra el coronavirus