La selección española, la más mediática