El español apuñalado en la reyerta entre aficionados del Sevilla y la Lazio, grave