La Agencia nuclear pide controlar la solidez del reactor 1 ante la inyección de agua