Agentes del Seprona vigilan los montes para evitar indencios