La víctima, a solo 40 metros de su agresor sexual por culpa de la lentitud de la Justicia