Aitor, más cerca del sueño de ser soldado