El alcalde de Londres se queda "colgado"