Almería sigue volcada en la búsqueda de Gabriel