El posible suicio de Bénoit Violier conmociona al mundo de la alta cocina