La Cabalgata de Reyes de Barcelona cambia el reparto de caramelos por seguridad