Cacerolada electoral en El Raval