Creyó que su piel estaba irritada por la depilación, pero resultó ser cáncer