Todos contra los carteristas en Barcelona