Centenares de policías británicos buscan a un pistolero fugitivo que mató a una persona