Salir a tomar algo, misión imposible para Cristiano Ronaldo