El río Ebro ya ha inundado más de 1000 hectáreas en Zaragoza y lo peor está por llegar