España confía que la UE mantenga su protagonismo contra el cambio climático