Interior sigue sin reconocer el uso de pelotas de goma en el incidente de Ester Quintana