Aconsejan priorizar el masaje cardiaco frente al boca a boca para reanimar a una persona