Un aerosol provoca un estallido y derrumba la fachada de un edificio en Barcelona